Choco-fondant de trigo sarraceno: una merienda ideal

15/12/20

El trigo sarraceno es un alimento constructivo, energético, hipoglucemiante, mineralizante… enfín, una planta con tantas propiedades que resulta casi mágica. 

Sus beneficios en tu salud son diversos e innegables. Desde la prevención de enfermedades cardiovasculares hasta su aportación en la mejora del estrés, ansiedad o depresión. Y ya si te digo que al aportar vitaminas del grupo B estimula el sistema nervioso y fósforo por lo tanto también favorece a la concentración y la memoria, ¿cómo te quedas?

Se utiliza en recetas de todo el mundo como las famosas galettes bretonas, los blinis, el kasha de tradición rusa o los conocidos fideos soba de origen japonés. Vivimos en sociedades con tendencia al divisionismo, pero este alimento es una oportunidad de expresión de pluralidad, diversidad y progreso

El alforfón, al no ser un cereal es un alimento muy popular entre los celíacos. Además, debido a la gran cantidad de recetas que se pueden hacer con él cada vez está siendo más protagonista en nuestra cocina. 

Comparto con vosotros la receta para hacer un pastel de chocolate con trigo sarraceno. 

Ingredientes

Primero, prepararemos todo lo que vamos a necesitar:

  • 200 gr de copos de trigo sarraceno. Los copos le dan una textura un poco más gruesa que a mi personalmente, ¡me encanta!
  • 500 ml de bebida vegetal.
  • 400 gr. de chocolate negro fondant.
  • 120 gr. de crema de avellanas.
  • 80 gramos de azúcar integral de caña (o panela).
  • 3 gotas de Aceite Esencial de naranja o mandarina.

Preparación

¿Todo listo? ¡Empezamos a cocinar! Es una receta super sencilla, en nada vas a poder disfrutar del sabor de esta merienda.

Una merienda ideal para encontrar, celebrar, recibir y construir. 

El primer paso es mezclar los copos con la bebida vegetal y ponerlos en la nevera durante unas 4 horas.

Después, mientras aprovechas para calentar el horno a 180º, toca ir derritiendo el chocolate al baño maría, mezclar con la crema de avellanas, el azúcar y los copos remojados.

Y… ¡prácticamente ya lo tienes! Solo queda verter la preparación en un molde para pasteles pintado con aceite y espolvoreado con harina y hornear durante una media hora o hasta que al pinchar con un palillo, salga casi seco. Por si no era suficiente placentero ya, añadirle un poco de nata vegetal y fresas lo va a hacer aún más delicioso.

Por Cristina Arroyo

Dietista y naturópata

Te puede interesar

Sosteniendo toda la vida silvestre en la Tierra

Sosteniendo toda la vida silvestre en la Tierra

Que la Asamblea General de las Naciones Unidas haya necesitado proclamar un Día Mundial de la Vida Silvestre o Día Mundial de la Naturaleza nos debería hacer reflexionar muy seriamente. Para ponernos en situación antes me gustaría aclarar que, la Vida silvestre agrupa...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *